Mercados tradicionales

Google+ imprimir

Mercados tradicionales

Sin duda los mejores lugares para obtener productos locales a muy buen precio, algunos casi imposibles de encontrar en otros lugares. 

En estos mercados al aire libre es posible adquirir productos frescos de la huerta de calidad y baratos, la mayoría de producción 100% local. A esto se añaden las carnes y embutidos, quesos, pan, empanadas y dulces horneados, cestas y objetos de mimbre, objetos tradicionales de madera, flores y plantas, ropa y complementos y muchas otras cosas muy difíciles de conseguir en otros lugares. 

Aunque cada uno tiene su ambiente y características -los hay grandes y pequeños, más o menos especializados, etc.- todos son coloridos, auténticos, y juegan un papel central en la economía y cultura de estos lugares. 

En casi todos se puede encontrar uno o más puestos donde degustar un “pulpo á feira”, que es seña de identidad de todas las ferias y mercados de Galicia, y de ahí su nombre. Además, los mercados normalmente se sitúan en lugares muy próximos a bares y casas de comidas. 

Estos mercados pueden ser semanales, quincenales o mensuales. El ambiente habitual se incrementa en los días “grandes” de mercado, asociados a épocas especiales como la Navidad, Carnaval, Pascua, etc., en los que hay mayor afluencia de productos, vendedores y compradores, además de especialidades de esas fechas. 

La mayoría suele abrir desde las 9:00 a 14:00 horas. El regateo puede funcionar a veces, especialmente con los productos perecederos llegada la hora de cierre.